Más de 24 millones de adultos y niños estadounidenses tienen asma. Es una enfermedad crónica potencialmente mortal que inflama y constriñe las vías respiratorias de la persona, lo que le provoca dificultad para respirar, resuello y tos.

Y si bien no hay cura, los tratamientos de la actualidad permiten a los asmáticos controlar la enfermedad y llevar una vida normal y activa.

Los investigadores aún no han descubierto cuáles son las causas exactas del asma. Y teniendo en cuenta que el asma y las alergias suelen estar íntimamente relacionadas, es importante que sepa qué puede haber desencadenado ambos padecimientos.

Averigüe qué desencadena sus enfermedades

Someterse a exámenes médicos puede determinar si usted es asmático o alérgico. Y si lo es, pueden ayudar a identificar con precisión los factores que desencadenan o empeoran su enfermedad.

Existen dos factores desencadenantes principales: alérgenos e irritantes.

Los alérgenos difieren según la persona. Entre ellos se incluyen la descamación de origen animal y los ácaros del polvo que estrechan las vías respiratorias y dificultan la buena respiración.

Entre los irritantes podemos nombrar el humo del cigarrillo o de la leña, que genera molestias en la nariz, la garganta y los pulmones, y provoca tos o estornudos.

Según el Heart, Lung, and Blood Institute, algunos factores desencadenantes podrían ser estos:

  • Alérgenos del polvo, del pelaje de los animales, de las cucarachas, del moho y del polen
  • Humo del cigarrillo, esmog, polvo o químicos
  • Aspirina u otros medicamentos antiinflamatorios
  • Infecciones en las vías respiratorias superiores
  • Actividad física

Dado que los factores desencadenantes del asma y de las alergias difieren según la persona, pídale ayuda a su médico. El médico le hará preguntas sobre sus experiencias, repasará sus antecedentes familiares, le hará un examen físico y probablemente le solicitará que se haga algunas pruebas médicas. 

El proceso para determinar qué factores desencadenan su asma o alergia puede ser complicado. Trate de recordar qué estaba haciendo y dónde se encontraba cuando aparecieron los síntomas más recientes. Sus síntomas, ¿fueron leves o graves?

Es posible que muchos factores desencadenantes estén justo frente a usted, en su hogar. Los hogares o las viviendas promedio albergan gran cantidad de factores desencadenantes del asma.

asthma_triggers_checklist_thumb

Una vez que sepa cuáles son sus factores desencadenantes, hay muchas medidas prácticas que puede tomar a fin de convertir su hogar en un espacio más seguro para los que padecen de asma o sufren alergias. Lea Cómo convertir su hogar en un lugar seguro para los asmáticos para asesorarse sobre cómo mantener bajo control el asma y las alergias en su hogar.

Diagnóstico de asma en los niños

De los millones de estadounidenses que actualmente tienen asma o alergias, aproximadamente 1 de cada 4 personas son menores de 18 años. El asma es una de las enfermedades crónicas más comunes de la niñez. Es la tercera causa de hospitalización y la principal causa de ausentismo escolar.

La mayoría de los niños con asma manifiesta sus primeros síntomas antes de los 5 años. Pero puede ser difícil diagnosticarla.

Los síntomas del asma también se presentan en otros padecimientos. Los niños pueden respirar con dificultad si se resfrían o contraen una infección respiratoria, lo que les provoca síntomas similares.

Siempre que se presenten padecimientos cuyos síntomas imiten a los del asma, en especial cuando de niños se trata, es fundamental buscar de inmediato atención médica. En un niño pequeño, la dificultad para respirar cuando se resfría y contrae infecciones respiratorias puede ser síntoma de asma si:

  • Uno o ambos padres tienen asma.
  • El niño presenta síntomas de alergias, incluyendo eccema, una enfermedad de la piel producto de una alergia determinada.
  • El niño tiene reacciones alérgicas a los alérgenos aéreos como el polen.
  • El niño respira con dificultad cuando no tiene un resfrío o una infección.

Siga un plan de tratamiento para el asma

Una vez que le hayan diagnosticado asma, usted y su médico deben determinar los pasos a seguir para controlar los síntomas.

El médico puede recetarle medicamentos según cuán grave sea su situación. Podrían ser medicamentos para tratamiento de largo plazo y los de alivio rápido. Los medicamentos para el control de largo plazo se recetan para ayudar a evitar que las vías respiratorias se estrechen. Los medicamentos de alivio rápido se usan cuando los síntomas se manifiestan repentinamente y deben tratarse de inmediato.

Cualquiera sea la cobertura que su médico sugiera, tenga presente que debe seguirlo al pie de la letra. Quienes cuidan a niños pequeños con asma, incluidos padres, niñeras y otros cuidadores, deben saber qué hacer en lo que al tratamiento se refiere.

Health_Care_lungs

¿Cuál es el siguiente paso?

Imprima y complete un plan de acción para el asma. Un plan de acción para el asma muestra los tratamientos diarios y las instrucciones para los medicamentos. la cobertura también incluye lo que se debe hacer cuando los síntomas son más severos o se presenta un ataque de asma. Este plan escrito debe completarse con la ayuda de su médico. Si su hijo tiene asma, comparta el plan con todas las personas que de una manera u otra se ocupan de él.