Para la mayoría de los estadounidenses, enero es el mes con los días más fríos del año. Además, suele haber días nublados... así que tiene la excusa perfecta para hacer una escapada a un lugar cálido. 

Pero antes de ponerse las sandalias y las gafas de sol, no olvide seguir todas las indicaciones para estar saludable y seguro durante el viaje. 

¿Pasa muchas horas buscando los mejores hoteles y los vuelos más baratos? No se olvide de los preparativos para idear un plan para estar sano y seguro. Todo el mundo se beneficia al planificar con anticipación, pero esto es especialmente importante para las personas que padecen una enfermedad crónica como el asma o la diabetes.

Por ejemplo, si tiene una enfermedad respiratoria, puede tener problemas cuando viaje en transporte público, se aloje en un hotel o casa de alquiler o visite la casa de un familiar o amigo. Los cambios en el ambiente durante un viaje pueden incrementar su exposición a los cambios climáticos o alérgenos y agentes irritantes como el polen, moho, descamación animal y contaminación del aire.

Antes de viajar, haga una consulta con su médico

No es mala idea programar una cita con su médico varias semanas antes de las vacaciones para consultar sobre cualquier problema médico que se pueda verse agravado por los planes de su viaje.

No olvide decirle al médico adónde viaja y averigüe si necesita alguna vacuna. Hay muchas que tardan en hacer efecto y algunas tienen que aplicarse durante un período específico. Asegúrese de averiguar cuál es la que se tiene que aplicar con anticipación.

Y cuando esté en el consultorio, asegúrese de que todas sus vacunas estén al día. Normalmente incluyen las de sarampión, paperas y rubeola (MMR, en inglés), difteria, tétanos y tos ferina, varicela, poliomielitis y la vacuna inyectable anual.

Si toma medicamentos, repase con su médico cómo regular las dosis si viaja por diferentes zonas horarias. Pídale a su médico que le proporcione recetas médicas adicionales en caso de necesitar reposiciones. A veces, el equipaje se pierde, por eso es recomendable llevar un pequeño suministro de medicamentos en un monedero o bolso de mano.

Y si no tiene, consiga y lleve una pulsera o collar de identificación médica con información de emergencia sobre su enfermedad de ser necesario.

Prepare el equipaje para sentirse bien

Prepare un bolso de viaje que incluya:

  • Los medicamentos que tiene que tomar
  • Protector solar con factor de protección solar (SPF, en inglés) de 15 o superior
  • Repelente de insectos para protegerse de los mosquitos que transmiten virus graves como el Zika y el virus del Nilo Occidental
  • Desinfectante para las manos
  • Artículos de primeros auxilios como vendas, toallitas antisépticas y paquetes de ungüento antibiótico
  • Gafas de sol que bloqueen entre el 99 y el 100 por ciento de los rayos UVA y UVB

Según adónde vaya, también puede incluir un antibiótico por vía oral, tabletas para potabilizar el agua y antidiarreicos de venta libre. Si toma medicamentos con receta o de venta libre con regularidad, lleve más de los que cree que necesitará.

Repase las advertencias de viaje

Antes de partir, infórmese sobre las condiciones del viaje y lea los Avisos sobre salud para viajes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés —el contenido de esta página solo está disponible en inglés). Estos informes ofrecen actualizaciones para los viajeros sobre los problemas de salud actuales en destinos específicos.

Estos problemas se pueden desencadenar por brotes, sucesos o reuniones especiales, catástrofes naturales u otros factores que pueden afectar la salud de los viajeros.

Si sus vacaciones de invierno incluyen visitar lugares de clima cálido, debería saber que hay muchos lugares que aún continúan bajo la amenaza del virus del Zika. Puede leer la información más actualizada sobre este virus en el sitio web sobre el Zika de los CDC. Y antes de viajar, repase las actualizaciones para viajar a las zonas afectadas por el Zika (el contenido de esta página solo está disponible en inglés).

Consulte la información sobre seguridad y salud en viajes en la página de Recursos para Viajeros de los CDC (esta página solo está disponible en inglés).