Pasamos mucho tiempo en casa, y en los meses de invierno probablemente aun más. Muchas lesiones se producen en el hogar, pero puede evitarlas con un plan de seguridad. Le ofrecemos algunas formas de proteger a sus seres queridos de los riesgos, así sean grandes o pequeños.

Combata los incendios antes de que se produzcan

Los incendios pueden ser especialmente peligrosos. En promedio, muere una persona cada tres horas en un incendio en los Estados Unidos. La mayoría de los incendios se producen en la cocina, pero la mayoría de las muertes son a causa de incendios provocados por los cigarrillos.

Muchos incendios se inician de noche, cuando las personas están dormidas. Es importante aprender formas de prevenir incendios y enseñarles a todos los miembros de la familia qué hacer si se incendia la casa.

La U.S. Fire Administration (esta página solo está disponible en inglés) tiene videos con ideas para prevenir incendios. Los siguientes consejos le ayudarán a empezar:

  • Instale detectores de humo (este artículo solo está disponible en inglés).
  • Coloque detectores de humo en todos los pisos y cerca de todas las habitaciones.
  • Pruebe los detectores de humo una vez al mes.
  • Cambie las baterías de los detectores de humo dos veces al año. Una forma de recordarlo es hacerlo al cambiar la hora en los meses de ahorro de energía.
  • Reemplace los detectores de humo al menos cada 10 años.
  • Tenga un matafuegos que funcione.

 

Protéjase de la intoxicación por monóxido de carbono

  • Coloque detectores de monóxido de carbono cerca de los dormitorios.
  • Haga que un profesional revise los electrodomésticos de gas y las calderas todos los años.
  • Nunca use una estufa o un horno de gas para calefaccionar un ambiente.
  • No queme carbón ni use una estufa portátil de gas para exteriores en un espacio interior.
  • Nunca use un generador dentro de su casa ni de su garaje. Tampoco los use afuera cerca de una puerta, ventana o ventilación.

Siempre piense en los niños

Según Safe Kids Worldwide (esta página solo está disponible en inglés), un grupo sin fines de lucro que se dedica a la prevención de lesiones, más de 3 millones de niños se lastiman en su casa todos los años. Los niños pequeños pasan mucho tiempo jugando al aire libre, así que propiciar un entorno seguro en casa es importante. 

El U.S. Department of Housing and Urban Development destaca en particular estos riesgos que involucran a los niños:

  • El cuerpo de los niños todavía está en crecimiento.
  • En relación con sus tallas, los niños comen más, beben más agua y respiran más aire que los adultos.
  • Los niños juegan y gatean en el piso, y se llevan cosas a la boca.
Vea esta imagen

Infografía cortesía de la U.S. Fire Administration.

Resguárdelos de las quemaduras durante el baño. El riesgo de inmersión no es el único riesgo que supone una bañera. Es muy fácil que los niños se quemen con agua caliente, así que siempre debe probarla. Un bebé o niño pequeño se puede ampollar en segundos. Los expertos en seguridad recomiendan que los calentadores de agua se configuren a 120 grados F.

Cuidado con las ventanas. Los niños pueden caer por una ventana fácilmente. Para prevenirlo, evalúe instalar protecciones, barrales que se atornillan a los lados de los marcos pero que un adulto puede abrir.

Otra opción es instalar topes para ventanas, que evitan que las ventanas se abran más de cuatro pulgadas. Coloque cunas y otros muebles lejos de ventanas y use persianas sin cordón.

Evite las caídas. Cualquiera puede tener un tropiezo, pero las caídas son una de las principales causas de lesiones en niños menores de 14 años. Una forma fácil de evitar las caídas es ordenar.

Para resguardar a los niños pequeños que están aprendiendo a caminar y a los niños más pequeños que corretean por la casa, lo mejor es colocar barreras. Las puertas de seguridad para bebés que se montan a la pared y que van al pie y en la parte superior de las escaleras pueden resultar útiles. Cubra las esquinas puntiagudas de hogares y mesas con espuma o con protectores de esquinas.

Evite los riesgos para la respiración

La calidad del aire en su casa puede afectar su salud.

  • Esté atento a la presencia de contaminantes ambientales en el interior de su casa.
  • No deje que nadie fume adentro.
  • Controle los niveles de humedad con extractores en la cocina y los baños.
  • Use deshumidificadores para evitar la formación de moho en los sótanos.
  • Abra puertas y ventanas si pinta o usa productos de limpieza.

Casas con riesgos para la salud

El Department of Housing and Urban Development elaboró una lista de control para que una casa sea saludable. Algunas recomendaciones:

  • Evite que el agua ingrese a su casa para mantener el ambiente seco. Busque goteras en el techo y revise la plomería.
  • Controle las fuentes de polvo y contaminantes para poder mantenerla limpia. Use métodos efectivos de limpieza en húmedo.
  • Guarde los venenos y productos tóxicos fuera del alcance de los niños y úselos según las instrucciones en la etiqueta para garantizar su seguridad.
  • Mantenga la casa libre de pestes. Selle las grietas y los orificios de toda la casa. Guarde los alimentos en recipientes a los que no puedan ingresar insectos y alimañas.
  • Manténgala libre de contaminantes. Las casas construidas antes de 1978 pueden tener pintura con plomo, debe hacer una prueba para verificarlo. También mida la presencia de radón, un gas peligroso natural que ingresa a las casas a través del suelo, sótanos de poca altura o grietas en los cimientos.

Esté preparado para una emergencia

Tenga un listado de los números de teléfono de emergencia de la policía y el departamento de bomberos locales, hospitales y líneas de ayuda para intoxicaciones. También esté preparado en caso de que se produzca una catástrofe. Arme un kit para usar si necesita refugiarse en el lugar. Recuerde planificar rutas de escape ante un incendio.