Es momento de revisar sus medicamentos. ¿Siguen siendo seguros y efectivos? ¿Podrían estar interactuando negativamente con esas nuevas vitaminas o suplementos que está tomando? ¿Aún reúnen todos los beneficios que necesita?

Y si no los necesita, ¿cómo deshacerse de ellos?

información_sobre_cómo_desechar_medicamentos

¡Deje ese frasco!

Comencemos con los medicamentos vencidos. Ya sabe cómo es esto: tiene una jaqueca insoportable y lo único que encuentra es un frasco de calmantes que venció hace un año. Realmente se siente tentado a ignorar la fecha y tomar una píldora.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) dice que nunca se deben tomar medicamentos vencidos. Con el paso del tiempo, los medicamentos pueden perder efectividad. En el caso de los antibióticos, esto implica una posible falta de efectividad para tratar la infección en cuestión e incluso, la posibilidad de que esto derive en una enfermedad más grave.

Conservar medicamentos viejos representa un riesgo para otros

Acumular medicamentos conlleva otros riesgos. Pueden ser fácilmente ingeridos por niños o mascotas. También puede ocurrir que un adulto se equivoque de medicamento frente a una determinada dolencia. La FDA también destaca que muchos de los medicamentos con receta utilizados por personas adictas se roban de los botiquines de la familia o los amigos.

Deseche los medicamentos de manera segura

Pues bien, debe reunir todas esas cajas y esos frascos de medicamentos que ya no necesita o que están vencidos y deséchelos.

Es importante que al deshacerse de ellos, lo haga sin correr riesgos. Para ello, no es suficiente arrojarlos al basurero.

La FDA da estos consejos:

  • Consulte la etiqueta de cada uno de sus medicamentos para ver si tiene restricciones en cuanto al modo de desecharlos y siga las indicaciones con exactitud. Este siempre debería ser el primer paso.
  • Verifique en qué fechas su comunidad organizará eventos de desecho responsable masivos, ya que le servirán para deshacerse de sus medicamentos sin correr riesgos.
  • También puede buscar en línea lugares donde puede desecharlos que estén abiertos durante todo el año. Muchas sucursales de Walgreens tienen puntos de eliminación para usar sin costo. Busque el punto de desecho más cercano con el localizador de sucursales de Walgreens.
  • Si no hay instrucciones sobre cómo desecharlo en la etiqueta del medicamento y no hay disponible un programa de recolección, puede tirar la mayoría de los medicamentos en la basura después de tomar algunas precauciones. Primero, sáquelos de sus envases originales y mézclelos con algún desecho desagradable como borras de café, suciedad o arena de gatos. Coloque esa mezcla en una bolsa con cierre hermético, una lata vacía u otro tipo de recipiente para evitar que el medicamento se filtre, si es líquido, o se salga de la bolsa de basura.
  • Los kits de desactivación de medicamentos pueden ser una buena opción para algunos medicamentos si no hay un punto de desecho práctico cercano. Estos kits desactivan los medicamentos para que pueda arrojarlos en la basura de forma segura. Los kits son fáciles de usar, solo debe seguir las instrucciones del paquete. Puede comprar los kits en línea o en una variedad de lugares, incluidos Walgreens y otras farmacias locales.
  • Hay algunos medicamentos que son demasiado peligrosos como para tirarlos a la basura, por ejemplo, los narcóticos. Su farmacéutico debería alertarle sobre esto y darle las instrucciones pertinentes para desechar este tipo de medicamentos. Si tiene dudas, llame a la farmacia o a su médico para solicitar instrucciones sobre desecho sin riesgos.
  • Cuando deseche frascos de medicamentos recetados, no olvide retirar y destruir la etiqueta o rayar todos los datos que sirvan para identificarlos.
  • Nunca le dé sus medicamentos sin usar a sus amigos ni a los miembros de su familia. No olvide que se le ha recetado a usted, teniendo en cuenta sus síntomas y su historia médica.

Verifique datos que protegen su salud

Después de desechar los medicamentos que ya no necesita, llame o vaya a la farmacia donde normalmente obtiene sus medicamentos recetados.

Pregunte al farmacéutico si los medicamentos que toma, tanto los recetados como los sin receta, no hacen interacciones peligrosas entre sí. No olvide consultar también sobre los suplementos dietarios o las vitaminas que toma.

Mezclar medicamentos puede tener consecuencias muy graves. Por ejemplo, mezclar medicamentos para dormir con ciertos antihistamínicos puede provocar aletargamiento para realizar actividades como conducir u operar maquinaria.

La FDA recomienda hacer las siguientes preguntas sobre cada medicamento que tome:

  • ¿Puedo tomarlo junto con otros medicamentos?
  • ¿Debería evitar ciertas comidas, bebidas o algún otro producto?
  • ¿Cuáles son algunos de los posibles síntomas de interacción de medicamentos que debería saber?
  • ¿Hay más información disponible sobre el medicamento que tomo o sobre mi enfermedad (en línea o en un folleto)?