El hambre es un problema que sufren 1 de cada 6 habitantes de New Mexico, según el informe Map the Meal Gap 2017 de Feeding America.

El índice de hambre de los niños en el estado es aun más alto. Uno de cada 4 niños no tiene acceso seguro a una alimentación correcta en New Mexico. En algunos condados, el índice de inseguridad alimenticia en niños trepa a tanto como un 34,8 por ciento.

Para Feeding America, hay inseguridad alimenticia cuando al menos una parte del tiempo una familia no tiene acceso a suficiente comida para garantizar un estilo de vida sano y activo para todos sus integrantes, y tiene disponibilidad limitada o incierta de los alimentos adecuados en términos de nutrición. 

Roadrunner Food Bank y BCBSNM celebraron la renovación del donativo en una conferencia de prensa donde además se repartió comida en Van Buren Middle School de Albuquerque. De izquierda a derecha: Wally Verdooren, Roadrunner Food Bank; Felicia Thomas-Spaulding, BCBSNM; Sharon Huerta, BCBSNM; Melody Wattenbarger, Roadrunner Food Bank; Tom Frock, BCBSNM; Kurt Shipley, BCBSNM; Shawn Morris, Van Buren Middle School; Brian Charlton, BCBSNM.

Blue Cross and Blue Shield of New Mexico (BCBSNM) da su apoyo a la iniciativa Childhood Hunger de Roadrunner Food Bank para ayudar a solucionar esta problemática y acercar comida sana a los hogares de bajos recursos de New Mexico.

"New Mexico tiene altos índices de pobreza, lo que trae aparejado el hambre", dijo Sonya Warwick, funcionaria del área de comunicación de Roadrunner Food Bank. "Según algunos estudios, las familias en regiones de bajos ingresos no tienen posibilidad de acceder a comidas nutritivas".

BCBSNM acaba de renovar un donativo por tres años para la iniciativa Childhood Hunger de Roadrunner Food Bank, para el período de 2018 a 2020. El donativo es de $60,000 al año. El donativo permite repartir comida en 11 escuelas de New Mexico. El donativo también permite acercar comida a dos centros para personas de la tercera edad. 

"En BCBSNM comprendemos que existe una relación entre el hambre y la salud, y las ollas populares móviles con alimentos nutritivos contribuyen a la salud de las familias de nuestro estado", dijo Kurt Shipley, presidente de BCBSNM.

BCBSNM realizó su primera donación a Roadrunner Food Bank en 2015. A lo largo de tres años, el donativo ha permitido aportar más de 780,000 libras de comida a 50,000 beneficiarios. El personal de la escuela invitó a las familias de su escuela que sufren hambre a sumarse, y cada familia recibió 50 libras de comida al mes.

rrfb_nm_thumb

Los días de reparto, un camión grande trae palés repletos de comida a la escuela. Los ayudantes desembalan y preparan la comida. El espacio de la escuela se convierte en una feria temporal donde las familias eligen comidas en lata y envasadas, proteínas, productos lácteos y frutas y verduras frescas.

Estos comedores móviles acercan a las familias comidas sanas en sus propias comunidades. Así ayudan a las familias a ahorrar para cubrir sus otras necesidades, como la gasolina y los servicios. El programa alivia la preocupación de las familias acerca de cómo conseguirán su próxima comida. Y tener comedores en las escuelas de sus hijos fomenta una sensación de comodidad y confianza.

Miriam Guerrero es una de las beneficiarias que recibe comida en Van Buren Middle School, donde es alumna su hermana. Guerrero dijo que el comedor ayuda a alimentar a su familia. "Nos ayudó porque mi papá es el único que tiene trabajo", dijo Guerrero.

Según una encuesta de la iniciativa Childhood Hunger de Roadrunner Food Bank, como resultado de este programa, el 97 por ciento de las familias encuestadas dijo que comen más frutas y verduras. Ochenta y tres por ciento dice que comieron menos comidas que no son sanas. El sesenta y uno por ciento dijo que sus niños tuvieron mejores notas y el 56 mejor asistencia a clases.

El donativo de BCBSNM también permitió generar mayor concientización de salud, dijo Warwick. El programa Care Van®, que tiene una unidad sanitaria móvil de BCBSNM, visita a muchos de los comedores de distribución de comida. El programa Care Van trabaja junto a profesionales matriculados de atención médica para prestar servicios de salud básicos.

Las donaciones provienen del programa de donativos más importante de BCBSNM, Healthy Kids, Healthy Families®. El programa gira en torno de promover hábitos de comida sanos, actividad física, prevención y manejo de enfermedades y propiciar entornos seguros.