La conmoción cerebral es una lesión en el cerebro. Muy a menudo ocurre después de un golpe contundente en la cabeza. Causa problemas de salud como dolores de cabeza y problemas de memoria y equilibrio.

Las personas que sufren conmociones cerebrales no siempre pierden la consciencia, es decir que alguien puede tener una conmoción cerebral y no darse cuenta.

Vea esta imagen

El gráfico es cortesía de Blue Cross Blue Shield Association

Según un nuevo estudio de Health of America (el contenido de esta página está disponible solo en inglés) llevado a cabo por Blue Cross Blue Shield Association (BCBSA, en inglés), el número de conmociones cerebrales diagnosticadas a estadounidenses aumentó un 43 por ciento entre 2010 y 2015.

Este estudio arrojó que los diagnósticos de conmoción cerebral entre los adolescentes se han disparado. El número de diagnósticos de conmoción cerebral en personas de 10 a 19 años se incrementó en un 71 por ciento entre 2010 y 2015.

Muchas conmociones cerebrales devienen en lo que se denomina síndrome postconmoción cerebral, un problema de salud complejo. Las personas que tienen este síndrome, sufren dolores de cabeza y mareos que pueden prolongarse durante varias semanas o meses. 

La cantidad de personas en todos los grupos etarios a la que se le diagnosticó el síndrome postconmoción cerebral se duplicó entre 2010 y 2015. En este período, al 81 por ciento de las personas con conmoción cerebral también se le diagnosticó síndrome postconmoción cerebral.

Para las personas de 10 a 19, el otoño es la temporada donde ocurren más episodios de conmoción cerebral debido a las lesiones deportivas. Los diagnósticos realizados a hombres jóvenes en otoño prácticamente duplicaron los del sexo opuesto.

Vea esta imagen

El gráfico es cortesía de Blue Cross Blue Shield Association

Tomar conciencia

En los últimos años, ha crecido la conciencia respecto de la gravedad de las lesiones en la cabeza. Parte de esta mayor conciencia se debe a esto:

  • Las leyes contra "la subestimación del problema" ahora protegen a los deportistas estudiantiles. Los atletas a veces se quedan en el partido después que recibieron un golpe en la cabeza o en el cuello. Esto puede agravar mucho más la lesión. Las leyes están pensadas para prevenir lesiones a futuro si un deportista muestra signos de conmoción cerebral.
  • En el fútbol americano universitario, la regla "sin cascos" exige que el jugador abandone el juego durante el próximo down si se le sale el casco completamente de la cabeza en una jugada. Esto permite que el personal del equipo tenga tiempo para ajustar bien el casco antes que el jugador regrese al juego.
  • La National Football League también pensó nuevas reglas. Ahora los equipos tienen multas más cuantiosas e incluso pueden quedar eliminados de los sorteos si no sacan a los jugadores de los partidos después de sufrir golpes en la cabeza o el cuello.

La mayoría de las personas ahora sabe que las lesiones en la cabeza son graves. Por ejemplo, han aumentado los casos de conmociones cerebrales y encefalopatía traumática crónica (CTE, en inglés) en jugadores de fútbol. Esta enfermedad progresiva se manifiesta en las personas con traumatismo cerebral recurrente.

Las leyes contra "la subestimación del problema" entraron en vigor en 2009. Eso fue cuando el estado de Washington aprobó la ley Zackery Lystedt. Esta ley lleva el nombre de un jugador de fútbol americano que quedó lesionado en forma permanente después de regresar al juego muy pronto. Se necesita el permiso de un médico para que el deportista pueda volver a jugar o entrenar después de haber sufrido una conmoción cerebral.

En cinco años, hubo otros estados que aprobaron normas similares. Sin embargo, los índices de conmoción cerebral difieren de un estado a otro. Se necesitan más estudios sobre las diferencias en las normas de cada estado y la cantidad de personas que practican deportes de contacto para poder darle una explicación al por qué.

El informe mensual de Health of America utiliza datos de reclamaciones para dar cuenta de las tendencias clave en atención médica. Este informe explora las reclamaciones médicas de 944,670 casos de conmoción cerebral diagnosticada a asegurados de Blue Cross and Blue Shield. Para obtener más información y para leer los informes anteriores, visite bcbs.com/healthofamerica (el contenido de este enlace solo está disponible en inglés).