Fiebre, dolor de garganta, goteo nasal, tos, dolor de cabeza y dolor corporal. ¿Fue usted uno de los millones de estadounidenses que tuvo gripe el año pasado? Trate de evitar la gripe y hasta el resfrío al seguir estos consejos de nuestros asegurados.

Tenga en cuenta que los siguientes consejos de los asegurados no reflejan necesariamente la opinión de Blue Cross and Blue Shield. Estos consejos se comparten con el fin de brindar información general solamente. Consulte con su médico para recibir asesoramiento específico.


Siempre me pongo la vacuna contra la gripe, me lavo las manos a menudo y evito tocarme los ojos. Pasé muchos años sin contagiarme de gripe o resfriarme (hasta este año que a pesar de haberme puesto la vacuna contra la gripe, me engripé).

Solía tener resfríos cuando volaba a Florida durante el invierno. Ahora, cada vez que viajo, uso desinfectante para manos para limpiar los apoyabrazos, la bandeja del asiento delantero, los controles de video, etc., todo lo que debería tocar. ¡Puede parecer que tengo fobia a los gérmenes, pero no me he enfermado después de volar desde que comencé a hacer eso! Otros pasajeros me han pedido un poco del desinfectante para manos.

— Sandy D.


Me lavo las manos con frecuencia y trato de evitar tocarme la cara y los ojos después de usar el transporte público. Si me duele la garganta o me siento un poco mal, trato de descansar un poco más. 

— GraceAnn P.


Cuando viajamos, llevamos desinfectante en aerosol o en toallitas. Lo primero que hacemos, especialmente en la cabina de un crucero, es rociar o limpiar con una toallita húmeda todos los interruptores de luz, controles de televisión, picaportes, perchas, tiradores de cajones, etc. Preferimos en aerosol, pero si volamos usamos las toallitas húmedas como otra alternativa. Uno no sabe las condiciones de salud de las personas que ocuparon la habitación antes que uno. Esta práctica no ha sido muy efectiva. También usamos los nudillos o el codo para tocar los botones de los ascensores.

También somos fanáticos de los enjuagues bucales antisépticos (con alcohol) y los usamos todos los días si estamos en un ambiente grupal. Se pueden comprar en muchos países. 

- Anónimo


Soy enfermera profesional y he trabajado en escuelas secundarias como enfermera sustituta durante 10 años. Mi entorno de trabajo está lleno de estudiantes enfermos.

Me vacuno todos los años contra la gripe. Durante mis días de trabajo, uso con frecuencia desinfectante para manos y lo alterno con lavado de manos con agua y jabón.

Estoy agradecida de no enfermarme de resfríos o gripes, teniendo en cuenta todos los estudiantes enfermos a los que me expongo. ¿Se debe al lavado de manos frecuente, al desinfectante, a mis defensas naturales acumuladas o a la vacuna contra la gripe? Probablemente sea una combinación de las tres. De todas maneras, agradezco de enfermarme raramente de resfríos o gripes.

- Eila K., enfermera profesional


Rara vez tengo un resfrío o especialmente una gripe. Uno debe ponerse la vacuna contra la gripe todos los años. No garantiza que uno no se vaya a engripar, pero es de gran ayuda.

Cuando se trata de un resfrío común, uno puede mantener la resistencia con la alimentación adecuada.

Pero lo más importante es lavarse bien las manos y alejarse o mantenerse a cierta distancia de aquellos que están enfermos o tienen síntomas de alguna enfermedad. Hay que ser considerado y cuidadoso de no transferir gérmenes.

— Donna B.


Cuando estoy con otras personas, me lavo las manos con frecuencia. Siempre tengo también desinfectante en aerosol en mi escritorio para rociar teclados, picaportes y los respaldos de las sillas, especialmente cuando otra persona en la oficina tose, estornuda o tiene respiración sibilante.

— Jeane F.