Después de usar sandalias o chanclas, o de andar descalzo todo el verano, es posible que los pies estén bastante dañados. Antes de calzarse sus zapatos y botas de otoño, recuerde ocuparse de cualquier problema que tenga con los pies para que no empeore.

"Las lesiones ocurren con mayor frecuencia durante el verano", comenta el Dr. Arnie Herbstman, un cirujano ortopédico avalado y director médico de la cobertura de Blue Cross and Blue Shield. "Las personas están más activas, pero las chanclas no son el calzado más seguro para usar. Los zapatos que sostienen bien el pie son los ideales, pero en el verano, las personas tienden a usar lo que quieren o lo que creen que luce bien".

Podemos enumerar muchos problemas de los pies diferentes, algunos son graves y otros, más fáciles de tratar en casa, agrega. Lo más importante es abordar cualquier problema antes de que empeore.

Estos son algunos de los problemas de los pies más comunes.

Fascitis plantar

Qué es: la fascitis plantar es la inflamación de una banda de tejido gruesa que se extiende desde el talón hasta el arco del pie. Es muy común en personas que corren, bailan o incluso caminan mucho sobre superficies duras. El dolor comienza en el talón y a menudo se siente peor al levantarse de la cama por la mañana.

Cómo tratarla: descanse, use una plantilla que sirva de amortiguación para el talón y no intente "aguantarse el dolor". Evite las caminatas largas sobre superficies duras y no practique ninguna actividad de impacto como saltar o correr hasta que desaparezca el dolor. Aplique hielo en el área y tome ibuprofeno o naproxeno según se le indique. Cuando pueda volver a entrenar con comodidad, use un calzado que no esté desgastado. Estire con frecuencia.

Cuándo acudir al médico: si el dolor no desaparece con medicamentos para el dolor de venta libre o si no puede moverse normalmente en el plazo de una semana debido al dolor, acuda a su médico. Comience con su médico de cabecera, quien puede derivarlo a un ortopedista o podiatra si es necesario.

Esguince de tobillo

Qué es: el esguince de tobillo es una lesión en los ligamentos que ocurre cuando la rodilla gira, se dobla o se flexiona de forma no natural. Es una lesión común, en especial durante el verano cuando las personas tienden a estar más activas y usar calzado inestable como las chanclas y las sandalias, comenta Herbstman.

Cómo tratarlo: elimine el peso del tobillo lesionado de inmediato. Luego utilice el método "RICE" que son las iniciales en inglés de REST (Reposo), ICE (Hielo), COMPRESSION (Compresión) y ELEVATION (Elevación). Tome analgésicos de venta libre según se le indique. Una vez que el esguince se haya sanado, la terapia física puede fortalecer el tobillo y ayudarle a prevenir lesiones en el futuro.

Cuándo acudir al médico: visite a su médico lo más pronto posible si no puede ejercer presión sobre el pie. Herbstman comenta que es difícil saber si el tobillo está roto o si solo se trata de un esguince sin hacer una radiografía. Acuda a su médico o vaya a un centro de atención médica inmediata apenas pueda para recibir el tratamiento adecuado.

Juanete

Qué es: un juanete es una protuberancia ósea dolorosa que se forma en la base del dedo gordo. Ocurren con mayor frecuencia en las mujeres, afirma Herbstman. Esto es porque son causados por el uso de zapatos ajustados y empeoran con los zapatos de tacones, además de que existe un factor hereditario.

Cómo tratarlo: sumerja los pies en agua tibia, use un calzado ancho y evite los zapatos de tacones. Si siente el calzado demasiado flojo, use un par de calcetines adicional, que puede funcionar como soporte adicional. A veces se necesita cirugía, en especial si el juanete es bastante grande.

Cuándo acudir al médico: si el dolor persiste y no mejora con un tratamiento en el hogar, visite a su médico de cabecera. Es posible que tenga que consultar a un especialista para hablar sobre la cirugía.

Uña del pie encarnada

Qué es: una uña del pie encarnada normalmente aparece en el dedo gordo. Se produce cuando el extremo de la uña crece por debajo de la piel del dedo. Puede ser muy doloroso, especialmente si se clava muy profundo en la piel, y puede derivar en infección si no se la trata. Puede deberse a varias cosas: factor hereditario, calzado que aprieta demasiado el dedo, el hecho de cortar las uñas demasiado cortas, uñas que son demasiado curvas o una lesión persistente en el dedo.

Cómo tratarla: muchas uñas encarnadas pueden tratarse en casa al principio. Sumerja los pies en agua tibia durante 15 minutos tres veces al día. Después de la sumersión, pase trocitos de algodón húmedos o hilo dental encerado por debajo del borde encarnado. Esto ayuda a que la uña crezca por encima de esa zona. También puede aplicar un ungüento con antibiótico sobre el área lesionada. Cuando sea posible, use sandalias para que el dedo no esté apretado. Tome analgésicos de venta libre según se le indique.

Cuándo acudir al médico: si le duele mucho el dedo o si el enrojecimiento se agranda, visite a su médico. Puede que haya una infección que debe ser tratada antes de que se propague.

Artritis

Qué es: la artritis es la inflamación de las articulaciones. La artritis en el pie a menudo se siente como un dolor agudo en la zona media del pie o tobillo, explica Herbstman. Es diferente del dolor repentino a causa de una lesión.

Cómo tratarla: la mayoría de los casos se resuelve con cambios en el estilo de vida, medicamentos de venta libre y quizás un dispositivo de soporte. Pero a veces es necesario hacer terapia física o recurrir a la cirugía.

Cuándo acudir al médico: visite a su médico de cabecera si siente dolor en el pie o lo tiene inflamado sin una causa aparente. Herbstman dice que la mejor manera de confirmar un cuadro de artritis es mediante una radiografía.

objectos_zapatoSi tiene diabetes, tenga más cuidado.

Las personas con diabetes tienen necesidades especiales cuando se trata de algún dolor en el pie. Si tiene diabetes, es importante que no ande descalzo. A las personas con diabetes a menudo se les adormece un pie, por eso quizás no sientan la lesión. Acuda a su médico si sufre algún tipo de corte en el pie o tiene una uña encarnada que no sana. También debe informar a su médico sobre cualquier otra inflamación, enrojecimiento o dolor que tenga en los pies.