La diabetes cada vez es más común en los Estados Unidos, y las personas desarrollan esta enfermedad más temprano en sus vidas.

La cantidad de niños entre 10 y 19 años con diabetes Tipo 2 —que se solía llamar "diabetes del adulto"— aumentó un 30 por ciento entre 2001 y 2009, según un estudio publicado en JAMA (el contenido de este enlace solo está disponible en inglés).

Al mismo tiempo, prácticamente 1 de cada 3 adultos estadounidenses padece prediabetes. Esto significa que el nivel de azúcar en sangre es más alto que el normal, y posiblemente desarrollen diabetes Tipo 2. Pero quizás no sea tan tarde para cambiar las cosas.

Comprender los factores de riesgo

Muy pocas personas saben que tienen prediabetes porque en general no hay síntomas. Pero existen determinados factores que ponen a las personas en mayor riesgo frente a la prediabetes y la diabetes Tipo 2.

  • Tener sobrepeso u obesidad
  • Tener familiares diabéticos
  • No hacer suficiente actividad física
  • Tener más de 45 años
  • Tener presión arterial alta
  • Haber tenido un embarazo con diabetes gestacional
  • Dar a luz a un bebé que pesó más de 9 libras
  • Ser afroamericano, indígena estadounidense, asiático-americano, isleño del Pacífico o hispano

Algunas personas con prediabetes padecen estos síntomas:

  • Aumento de sed
  • Fatiga
  • Visión borrosa
  • Cortes que no cicatrizan
  • Encías inflamadas

Acuda a su médico si cree que su salud puede estar en riesgo. La prediabetes, además de evolucionar en diabetes Tipo 2, también aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y derrame cerebral. Alimentarse de manera saludable y hacer ejercicio como parte de su rutina diaria puede contribuir a perder peso y disminuir el azúcar en sangre.

scam_thumb_2

Camine

Perder tan solo el 5 del peso corporal puede marcar la diferencia. Dedique 150 minutos a hacer ejercicio todas las semanas. Lograrlo puede ser tan simple como caminar 30 minutos, cinco días a la semana.

Para aprovechar todos los beneficios del ejercicio, no tiene que pasear. Aquí tiene algunos consejos para que pueda comenzar con el pie derecho.

Empiece de a poco. Si no suele hacer ejercicio, comience con caminatas diarias de 10 minutos. Sume alrededor de cinco minutos por semana a medida que tenga más fuerza y energía.

Incremente la actividad gradualmente. Comience con caminatas ligeras de 30 a 45 minutos todos los días, al menos cinco veces a la semana. Pruebe con un paso moderado —con el que se agite como para cantar, pero que le permita caminar.

Entre en calor y estire. Antes de cada rutina, camine despacio para calentar durante cinco minutos y estire un poco los músculos. Repita este proceso para relajarse al final.

Cuide los pies. Use calzado para caminar que se ajuste bien y le dé buen soporte. Para evitar dolores y ampollas, use calcetines gruesos preferentemente sin costuras que rocen la piel.

Antes de iniciar un programa de entrenamiento, consúltelo con su médico. Su médico le podrá recomendar el tipo, la cantidad y la intensidad de los ejercicios adecuados para usted. Y como la actividad física disminuye el azúcar en sangre, acuda a su médico para saber si tiene que modificar algún medicamento en caso de que tome alguno.

Coma sano

Una dieta saludable es una parte esencial para prevenir la diabetes. Si le han diagnosticado prediabetes, probablemente le hayan dicho que evite los dulces para poder reducir el azúcar en sangre. Pero todos los carbohidratos pueden incrementar este valor. Y hay algunos que lo incrementan más que otros. ¡De hecho, algunos carbohidratos incrementan el azúcar en sangre más que el azúcar!

Si tiene que disminuir el azúcar en sangre, intente comer y beber productos que contengan bajo índice glucémico (GI, en inglés). El cuerpo digiere lentamente los alimentos con bajo índice glucémico, de modo que el azúcar en sangre no aumenta tanto. Estos alimentos incluyen el 100 por ciento de los granos integrales o el pan integral de centeno, centeno, cebada, salvado de avena, soja, batata, cacahuate, yogur griego, la mayoría de las frutas y verduras sin almidón. Obtenga más información sobre el índice glucémico y una lista de alimentos con bajo índice glucémico (el contenido de este enlace solo está disponible en inglés).

cuidados_de_salud_alimentación_equilibrada

Haga un cambio.

¿Está listo para hacer cambios en su estilo de vida y sentirse más saludable? El Programa Nacional de Prevención de la Diabetes (el contenido de este enlace solo está disponible en inglés) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) puede ayudarlo. Ofrece programas y charlas para que sepa cómo prevenir o demorar la diabetes Tipo 2. Como siempre, acuda a su médico para saber cuáles son los cambios adecuados para usted.