Existen varios recursos que puede utilizar para contribuir a mantener bajos sus costos de atención médica cuando usa sus beneficios de medicamentos con receta.

1. Recurra a una farmacia preferida

Antes de solicitar el suministro de medicamentos recetados, verifique que lo esté haciendo en una farmacia preferida perteneciente a la red de farmacias preferidas. En dichas farmacias preferidas, algunos medicamentos tienen copagos de solo $0. En el caso de ciertos medicamentos, se puede solicitar un suministro para 90 días, tanto en las farmacias preferidas como por correo.

Obtenga más información sobre cómo encontrar una farmacia preferida cercana a su domicilio o sobre cómo cambiarse a una farmacia preferida. 

2. Consulte su lista de medicamentos

Su cobertura de medicamentos se basa en una lista de medicamentos aprobados que se consideran seguros y cuyo precio se considera módico. La lista de medicamentos se actualiza regularmente. Siempre es conveniente verificar que su(s) medicamento(s) esté(n) en la lista de medicamentos. Pregunte a su médico si hay algún medicamento alternativo que sea tan efectivo como el recetado, en caso de que este último no figure en la lista.

3. Considere/averigüe sobre los medicamentos genéricos

Hay momentos en los que un medicamento genérico puede ser una buena alternativa a un medicamento de marca. Averigüe más acerca de la diferencia entre los medicamentos genéricos y los de marca. No olvide preguntar a su médico si hay algún medicamento genérico que pueda usar como alternativa a los recetados.

4. Use recompensas, si están disponibles

Al elegir una farmacia preferida, pregunte si tienen un programa de recompensas para asegurados o compradores. Puede llegar a ganar recompensas a través de las compras. Algunas farmacias permiten que las recompensas se utilicen para descuentos en efectivo de compras futuras.