Enviar a su hijo a la universidad trae aparejado una larga lista de tareas. Hay una cosa importante para hacer que no entrará en la minivan con el microondas y el minirefrigerador. Es su cobertura médica.

Los estudiantes necesitan un seguro médico, pero no es algo estándar para todos.

Mantener su cobertura

Muchos padres mantienen a sus hijos derechohabientes en sus propios seguros de gastos médicos hasta que cumplen 26. Esto les permite administrar la cobertura de sus hijos estudiantes. Y un hijo derechohabiente puede estar cubierto por los seguros de sus padres incluso si:

  • Comienzan o abandonan la institución educativa
  • Contraen matrimonio
  • Tienen un hijo
  • Viven por sí solos
  • No figuran como derechohabientes en las declaraciones de ingresos de sus padres
  • Tienen un trabajo que ofrece seguro de gastos médicos
  • Tienen más de 26 años, según las reglas del seguro de gastos médicos y el estado de residencia

Las decisiones sobre los servicios de atención médica pueden ser difíciles, y es posible que sus hijos necesiten ayuda incluso después de haberse ido del hogar. Por eso es importante que usted cuente con información sobre los servicios de salud que se prestan cerca del lugar donde vivirán. Haga su investigación antes de que necesiten atención médica para evitar una consulta costosa a un médico que no es de la red. Si eso sucede, es probable que su cobertura no pague la totalidad del costo o ni siquiera una parte de él.

Hágase estas preguntas:

  • ¿Hay médicos y hospitales en la de red de su cobertura cerca de la universidad?
  • ¿Hay un centro de atención médica inmediata?
  • ¿Incluye su cobertura una farmacia cercana? Si su estudiante necesita medicamentos de largo plazo, ¿puede usar una farmacia con entrega a domicilio?

Otras coberturas

Algunos padres ayudan a sus estudiantes a obtener un seguro de gastos médicos aparte. Su guía es importante para los jóvenes que no saben qué preguntas hacer o qué problemas deben tener en cuenta. Por lo general ni han pensando en la cobertura médica. 

Para tener en cuenta:

  • Su estudiante, ¿tiene un trabajo que le ofrece opciones de seguro de gastos médicos?
  • Su estudiante, ¿necesita ayuda para elegir y comprar un seguro de gastos médicos para particulares?
  • Su estudiante, ¿ha pensado en el seguro de gastos médicos para estudiantes universitarios?
  • Su estudiante, ¿sería elegible para Medicaid? (Es una opción para algunas personas con bajos ingresos).

Cobertura para individuos
Si su estudiante necesita un seguro de gastos médicos para particulares, usted tiene opciones. Averigüe más acerca de nuestras coberturas para particulares.

También puede explorar las opciones en el Mercado de Seguros Médicos. En algunos casos, los estudiantes pueden obtener ayuda con los gastos compartidos.

Seguros de gastos médicos para estudiantes
Un seguro de gastos médicos para estudiantes puede ser una buena opción para la atención médica básica, y las tarifas pueden ser más bajas que las de una cobertura del mercado de seguros o una cobertura médica grupal ofrecida por el empleador de uno de los padres.

No todas las coberturas de gastos de seguros médicos son iguales, así que asegúrese de investigar. Visite el sitio web de la universidad o llame para ver si ofrecen una cobertura patrocinada por la institución. Cada universidad tendrá información acerca de las coberturas que ofrecen, los costos y los límites de cada seguro.

La mayoría de los seguros médicos ofrecen cobertura de calidad que es compatible con la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio. Eso significa que incluyen beneficios esenciales de salud como estos:

  • Servicios de emergencia
  • Hospitalizaciones
  • Servicios de salud mental (incluido el tratamiento para el abuso de sustancias)
  • Servicios de cuidado preventivo y bienestar
  • Medicamentos con receta
  • Pruebas de laboratorio
  • Manejo de enfermedades en curso

Los estudiantes pueden encontrar un centro de salud en el campus que será una opción práctica para las necesidades cotidianas, como las vacunas contra las alergias y la gripe, y las pruebas de estreptococos.

Ni bien comienzan el semestre, los estudiantes deberían averiguar la ubicación del centro de salud de la universidad, los horarios de atención y el número para llamar después de hora. Deberían preguntar por los costos del centro de salud y cómo trabajan con su seguro de gastos médicos.