Uno de cada 5 adultos en los Estados Unidos vive con un problema de salud mental. Si alguien que conoce está deprimido, es posible que no sepa qué hacer o qué decir. Puede que tenga miedo de hacer o decir algo incorrecto que empeore la situación. Es posible que parezca que lo único que puede hacer es preocuparse.

No deje que el miedo le impida actuar. Es una situación difícil, pero no decir ni hacer nada no ayuda a su ser querido. Así que conozca las mejores maneras de ayudar y mantenga las líneas de comunicación abiertas. Y tenga en cuenta que la depresión es una enfermedad, y la curación requiere tratamiento y tiempo como cualquier otra enfermedad.

¿Por dónde empezar?

¿Tiene un amigo o un miembro de su familia que sufre de depresión? Si no se les ha diagnosticado esta enfermedad, puede ser difícil darse cuenta. Pero puede buscar síntomas. Algunos pueden ser:

  • Enojarse
  • Perder interés en las actividades normales
  • Tener problemas para dormir o dormir demasiado
  • Sentirse con poca energía
  • Comer demasiado o muy poco
  • Parecer nervioso o inquieto
  • Mostrar sentimientos de desprecio o culpa
  • Tener problemas para pensar o tomar decisiones

Puede comenzar la conversación diciendo que está preocupado porque observa síntomas de depresión. Dígales que es una enfermedad que puede tratarse. Pídales que consulten a un profesional médico. Incluso puede ofrecerse a ayudarlos a encontrar un médico, programar la consulta o acompañarlos como muestra de apoyo.

Families for Depression Awareness (disponible solo en inglés) señala que es importante hacer lo siguiente:

  • Demuestre su interés por ellos
  • Hágales saber de una manera cuidadosa que su enfermedad afecta a otros
  • Infórmese sobre la depresión
  • Busque ayuda para que reciban atención médica. Acuda a miembros de la familia, amigos, docentes, religiosos u otras personas de su comunidad en quienes confíen y a quienes puedan escuchar.  También puede pedirle a su médico, terapeuta u otros profesionales de la salud que le aconsejen cómo puede ayudar.
  • Busque ayuda inmediata si hablan de muerte o suicidio. Es decir, llame a un médico al 9-1-1 o llame a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 800-273-TALK (8255).

Hay muchas maneras de brindar apoyo. Estar en contacto es fundamental. Otras sugerencias:

  • No deje de escucharlos. No desestime las preocupaciones de alguien ni le diga que sabe por lo que está pasando si no lo sabe. Escuchar es siempre una buena decisión.
  • Organice actividades que los mantengan en contacto con sus familiares y amigos. El aislamiento puede empeorar las cosas.
  • Las personas con depresión pueden sentirse abrumadas, por lo que obligarlas a actuar de una manera no siempre ayuda.

Cuídese 

La depresión de un ser querido puede agotarlo si descuida sus propias necesidades. Es normal sentirse impotente, molesto, enojado, asustado, culpable o triste. No piense que cuidarse a sí mismo es ser egoísta. Es necesario. Esto le permitirá seguir ayudando a los demás.

Recuerde:

  • No puede curar la depresión de otra persona.
  • Ocultar el problema no hará que desaparezca.
  • Los síntomas que observa no significan que su ser querido no se preocupa por usted.
  • La depresión es una enfermedad grave. Las personas no pueden simplemente "salir de esto".

Reducir el estigma

La National Alliance on Mental Illness (NAMI) señala que la soledad, la vergüenza y la culpa suelen acompañar a las enfermedades mentales. Eso puede hacer que sea difícil para alguien pedir ayuda. La NAMI lanzó una campaña llamada CureStigma para crear conciencia.

El estigma, que hace que una persona se sienta avergonzada por algo que está fuera de su control, es peligroso, dice Mary Giliberti de NAMI. Puede hacer que las personas eviten buscar ayuda para tratar su enfermedad. La compasión y la comprensión, hablar abiertamente sobre la enfermedad y trabajar para terminar con el miedo y la vergüenza, pueden mejorar las probabilidades de que una persona reciba la ayuda que necesita para recuperarse.

Ícono de hablaNo tenga miedo de hablar.

No permita que el temor de hacer algo incorrecto le impida hacer algo para ayudar. Empiece por expresar su preocupación y asegurarse de que sepan que está dispuesto a ayudarlos. Su compasión, comprensión y apoyo pueden ayudar mucho a que un ser querido reciba la ayuda que necesita para tratar la depresión.