¿Alguna vez se ha suscrito a una membresía pero se olvidó de usar los servicios que pagó? Olvidarse de usar recompensas para compradores es una cosa. No usar sus beneficios de salud es un problema mucho mayor. No solo está malgastando el dinero. Podría perderse excelentes oportunidades para mejorar su salud.

Con los seguros de gastos médicos para particulares de la actualidad, la mayoría de nosotros tiene lo que se llama Beneficios Esenciales de Salud (EHB, en inglés). Estos beneficios incluyen servicios de emergencia, hospitalización, medicamentos con receta y rehabilitación. Estos servicios se consideran básicos para una buena salud.

Todos los seguros de gastos médicos elegibles incluyen Beneficios de Salud Esenciales. Algunos servicios están incluidos sin gastos de bolsillo adicionales a la prima del seguro de gastos médicos.

  • Los Beneficios Esenciales de Salud incluyen algunos servicios de prevención, pero solo con profesionales que participan en la red.
  • Todo lo que necesita hacer para usar esos servicios de prevención es programarlos.

Cualquiera puede olvidarse fácilmente de usar servicios de prevención. Vivimos ocupados. Pero la razón por la cual nos olvidamos con facilidad de los servicios de prevención es también lo que los hace "esenciales". Los servicios de prevención no son para cuando estamos enfermos. Los usamos para evitar enfermarnos, como las vacunas contra el sarampión.

También usamos servicios de prevención, como exámenes médicos, para encontrar problemas de salud comunes lo antes posible. Detectar enfermedades de manera temprana puede marcar una gran diferencia en las opciones de tratamiento y la calidad de vida. Cuando una enfermedad se detecta a tiempo, usted puede:

  • Hacer cambios en su estilo de vida para poder mejorar su salud.
  • Tener opciones de tratamiento más fáciles y menos costosas.
  • Evitar algunas complicaciones de la enfermedad.

Cuando esté listo para usar sus servicios de prevención:

  • Considere preguntarle al médico qué servicios usar primero de acuerdo con su historia médica.
  • Averigüe qué se puede hacer en una sola consulta.
  • Pregunte si algún servicio se presta en otro lugar, como un laboratorio.

¡Comience hoy mismo a programar esos servicios de prevención con un profesional que forma parte de la red!